Preguntas Frecuentes

Talento Matemático© es el resultado de un conjunto de aptitudes y de habilidades naturales para formular, resolver, manipular y transformar problemas y objetos matemáticos. El Talento Matemático usa la razón, la lógica, el ingenio, la intuición y la creatividad con independencia de los conocimientos y de la experiencia, de la historia escolar, del centro educativo, del origen académico o socioeconómico familiar, de la religión o del origen geográfico.
Talento no es superdotación. Se define niño superdotado a aquellos niños excepcionales que manifiestan estas características: “una alta capacidad intelectual y rendimiento matemático, alto nivel de creatividad, y persistencia para permanecer en una tarea hasta que han producido una evidencia tangible de su superdotación que se refleja en un producto”–Renzulli–. La superdotación tiene un talento, un entorno favorable y un alto nivel de creatividad. Si a la superdotación le añadimos un 1% de autismo, tenemos el éxito científico. Son ejemplos conocidos de talento precoz y éxito en ciencias:

  • La superdotación y el talento lógico matemático
    –Albert Einstein–.
  • Superdotación y talento visual y espacial
    –Pablo Picasso–.
  • Superdotación y talento musical
    –Igor Strawinsky–.
  • Superdotación y talento corporal y motriz
    –Martha Graham–.
  • Superdotación y talento intrapersonal
    –Sigmund Freud–.
  • Superdotación y talento interpersonal
    –Mahatma Gandhi–.
El entrenamiento de una determinada habilidad puede confundirlo con talento, pero jamás es talento. Entrenamiento y experiencia te dan maestría. Una habilidad innata para el cálculo no es talento matemático. La práctica de una habilidad motora, como es el cálculo, no hace el talento, sino que mejora la mecánica de una habilidad motora. El talento matemático es dinámico y puede ser tanto más fuerte cuanto más se le oriente, se le motive y estimule el gen.
Para los padres es fácil detectar la lectura temprana. Un talento para la expresión verbal se puede comprobar en la narración de cuentos imaginativos o dramáticos. Muchos padres buscan señales de habilidades con los números. Algunos padres enseñan a sus hijos a contar casi tan pronto como los niños pueden hablar, pero lo que realmente están haciendo es ayudar a sus hijos a memorizar. Una verdadera comprensión del conteo es mucho más complejo que simplemente ser capaz de recitar uno, dos, tres…
Ayudar a los niños a visualizar, pensar y actuar correctamente en el mundo. No basta con ser científicos exitosos, hay que tener conciencia de que el mérito no está en el talento sino en ser capaces de trabajarlo al servicio de la sociedad y de los demás.
Back to top